GENERACIÓN DE VÍNCULO EN LA CONFORMACIÓN DE UN EQUIPO TRANSVERSAL

La organización que nos contactó nos planteó un desafío inspirador: crear las bases para el desarrollo de un equipo transversal con personas de distintos departamentos que hasta el momento actuaban de forma atomizada.

El punto de partida era el siguiente: todos los departamentos contaban con una figura común. Sin embargo, las personas que desempeñaban esa función en cada departamento tomaban decisiones individuales, sin coordinarse con el resto de figuras comunes de los otros departamentos, desarrollando sus propias herramientas que no compartían. Estas conductas tenían un impacto en el funcionamiento de la organización, desde la pérdida de recursos o la comisión de errores por falta de comunicación, hasta un impacto relevante en el bienestar emocional de las personas implicadas.

Nuestro proyecto comenzó con una fase de escucha a las personas implicadas para detectar sus necesidades individuales y como colectivo, y poder diseñar una intervención que las abordara. En los meses siguientes, combinamos talleres de formación con talleres de co-creación para generar las bases del desarrollo de un equipo transversal cohesionado, cuyas relaciones se basaran en la confianza mutua y en la honestidad, y donde las personas tuvieran las habilidades para tomar iniciativas y compartirlas, expresarse y abordar los conflictos que fueron surgiendo, y construir vínculos de colaboración y trabajo.

Los resultados y beneficios fueron percibidos por el conjunto de la organización. Adicionalmente la administración de un cuestionario pre y post-intervención, refrendó la evolución del clima individual y social, la evolución de las perspectivas de sus miembros y su autopercepción como equipo cohesionado.

Ir al contenido